lunes, 31 de agosto de 2015

Mi viaje a la ciudad de Sumy

Acabo de volver del viaje a la ciudad de Sumy (fundada en 1652), que está en el noroeste de Ucrania. Es una ciudad con las carreteras en estado crítico y en general con un nivel de vida bastante bajo. Tiene muchas cosas malas, pero quiero escribir mis impresiones intentando a concentrarme en los aspectos positivos. 
La ciudad no tiene muchos coches (como Kyiv), así que no está muy contaminada. La fábrica química casi no funciona, por eso el contaminante principal del aire es la quema de basura que la gente del pueblo hace en los huertos (así ocurre quizás en todas partes de Ucrania). 
La ciudad es pequeña, de 270 mil habitantes y todo el mundo se conoce uno a otro, por eso si alguien presta servicios de mala calidad, esto se conoce en toda la ciudad. 
Los precios para todo son más bajos que en la capital. 
El río Psel ofrece la posibilidad de alquilar el barco y pasar algunas horas agradables navegando por la ciudad. 
Aunque está cerca de la frontera con Rusia, la ciudad se ve muy ucraniana.

P.D.: Añado también las fotos tomadas desde el tren por el camino Kiev-Sumy
















No hay comentarios:

Publicar un comentario